/ 30/10/2019

Apertura al público de la exposición «César Manrique. Es un placer»


La FCM abrió al público, con la celebración de un cóctel, el día 30 de octubre por la tarde, la exposición conmemorativa del centenario del nacimiento del artista «César Manrique. Es un placer. (Un icono popular del siglo XX)», comisariada por el director de la institución, Fernando Gómez Aguilera, y producida por la FCM.

La muestra dialoga e interacciona con Taro de Tahíche (cuya colección permanente ha sido desmontada para dejar espacio a esta propuesta temporal) y presenta una lectura icónica del artista. La mañana de ese mismo día, se había inaugurado oficialmente bajo la presidencia de Su Majestad el Rey, quien manifestó a la prensa al final de la visita, que la exposición le había parecido «una maravilla» y que era «muy recomendable». (http://fcmanrique.org/fcm-c-acti-celebrada/inauguracion-de-exposicion-cesar-manrique-es-un-placer-presidida-por-su-majestad-el-rey/?lang=es)

Más de 400 fotografías, tanto de la esfera pública como privada del artista César Manrique, y un total de 17 audiovisuales, componen el grueso de esta exposición de gran formato, que ocupa una superficie total de 1.600 metros cuadrados.

Los audiovisuales de nueva creación son un encargo del comisario al cineasta Miguel G. Morales e incluyen 10 documentos testimoniales de nueva creación con entrevistas a personalidades de diversos ámbitos de la cultura reflexionando sobre César Manrique: Joaquín Araújo (naturalista), Alberto Corazón (diseñador gráfico y artista), Juan Cruz (escritor y periodista), Waldo Díaz Balart (pintor), Elvireta Escobio (escritora), Elvira González (galerista), Fernando Menis (arquitecto), Frei Otto (arquitecto), Fernando Prats (urbanista y arquitecto) y Wolfredo Wildpret (Catedrático de Biología).

Asimismo, se exhiben reproducciones de sus máscaras del Carnaval, cerámicas que diseñó en los años cincuenta, cuadros pintados por el artista; se ambientan distintas estancias de su casa Taro de Tahíche; y se muestran numerosos objetos pertenecientes al creador de los Jameos del Agua (maniquíes, libros, prendas de vestir, esculturas africanas…), diarios personales, carteles originales de sus exposiciones tanto nacionales como internacionales, reportajes de revistas, postales de sus viajes y álbumes-collage de gran tamaño realizados por el artista.

En palabras del comisario de la muestra, Gómez Aguilera, la exposición ofrece “un relato visual” mediante el empleo de imágenes gráficas, audiovisuales y el resto de elementos mencionados anteriormente, “para crear un argumento y encarnar una subjetividad compleja en torno a un estilo de vida, una forma de ser de un artista, César Manrique, y un modo de relación activa con un territorio, Lanzarote”.

En este sentido, el comisario del proyecto explica que Manrique, convertido en “fetiche de su isla”, “vivió en permanente idilio con la cámara fotográfica” y se presentó como “un artista hipermoderno, intuitivo, cercano, diverso, con una presencia pública vigorosa, contemporáneo de su época, aunque también anticipador de nuevos sentidos, sobre todo, en relación con el paisaje y la apertura del arte hacia comportamientos novedosos”. Y añade: “Manrique se reivindicaba como pintor, pero su deseo fue excedido por la realidad de un artista-personaje con tantos pliegues como inmersiones de una matrioska. Un verdadero desafío para la consolidación de la identidad en términos convencionales”.

Esta muestra única y singular, producida por la FCM como su exposición central del Centenario, explora “el proceso de construcción de Manrique como personaje público”, a través de una intensa proyección mediática, asociado a Lanzarote y a su casa Taro de Tahíche, “donde desarrolló una estética del placer que transformó el arte en vida y la vida en arte de habitar”. A juicio de Gómez Aguilera, “César se convierte en el logotipo de la isla, en la imagen icónica no sólo de sí mismo sino de un proyecto de modernización, transformación turística y puesta en valor de un paisaje que él abandera y simboliza inmerso en un reino de imágenes fascinantes que el artista crea mientras, a su vez, lo crean a él”.

La muestra podrá visitarse en la sede de la FCM, en Taro de Tahíche, en horario de 10:00 a 18:00 horas de lunes a domingo hasta el 26 de abril de 2020

Más información sobre la Exposición César Manrique. Es un placer