Informe sobre la circunvalación de Arrecife

La FCM encargó en 2001 a Vicente Torres la elaboración de un informe sobre la duplicación de la circunvalación de Arrecife.  Este documento fue remitido ese mismo año a la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias para su consideración.

Las sugerencias enviadas hacían referencia a los siguientes aspectos:

1. La obligación dehacer una reflexión sobre los posibles efectos no buscados de la mejora del viario. Las posibles consecuencias de este proyecto de desdoblamiento son desagraciadamente bastante previsibles: acentuar la división de la ciudad y el aislamiento de los barrios situados al Norte de la circunvalación (como ya ocurrió en Tías), la continuación del ritmo acelerado de incremento de la movilidad motorizada, el aumento de la accidentalidad, el aumento del gasto público (en construcción y mantenimiento) y, paradójicamente, la necesidad a corto plazo de nuevas ampliaciones de la capacidad del viario.

2. Priorizar las intervenciones. Una de las conclusiones de ese estudio en profundidad que se reclama podría ser el aplazamiento del desdoblamiento de la carretera, centrando las actuaciones inmediatas en sustituir los complicados cruces actuales por rotondas a nivel y en mejorar la permeabilidad de toda la carretera en los tramos en los cuales, ya actualmente, se está produciendo un efecto barrera. Otras actuaciones urgentes estarían destinadas a calmar el tráfico de entrada a Arrecife, tanto por la carretera del aeropuerto como la de San Bartolomé, y a crear fachada urbana a ambos lados de la actual circunvalación.

3. Superar la descoordinación. En el mismo sentido, en la elaboración del proyecto es necesario hacer referencia a la necesidad de coordinar las actuaciones de las distintas Administraciones y planificaciones previas, en particular, y de forma ineludible, del Ayuntamiento de Arrecife y el Plan General de Ordenación Urbana de la capital por cuanto la actuación sobre esta vía, desdoblándola y acentuando su carácter de vía interurbana, condicionará fuertemente el futuro urbanístico de la ciudad. Se trata, sin duda, de una actuación estratégica que requiere un debate profundo y sereno, algo sobre lo que la FCM llama la atención en un momento en que aún se está a tiempo de reorientar las decisiones. Poco sentido tiene dar luz verde a una obra que supondrá un condicionamiento clave para el futuro desarrollo urbanístico de la ciudad, en un momento en que el Plan General no está consensuado y existen grandes diferencias en torno a la actual propuesta del Ayuntamiento.

Fundacin Csar Manrique - el 01/07/2001

Otras actividades del tipo Informes y alegaciones