Joan Romero. Ciudadanía y conciencia global: los grandes retos del nuevo milenio

Sorry, this entry is only available in ES.

El catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Valencia, Joan Romero, intervino el 6 de marzo de 2008 dentro del Foro de reflexión ‘Escuela de ciudadanía’ con la conferencia titulada ‘Ciudadanía y conciencia global: los grandes retos del nuevo milenio’. Ya advirtió al principio de su intervención, y lo cumplió, que tenía pocas certezas y muchas preguntas. Una de las primeras fue plantearse cómo llamamos o definimos a este nuevo contexto global, marcado, según él, por dos fechas:una que ya está en los libros de Historia, la caída del Muro de Berlín y otra que aún no lo está, la irrupción de Internet. “Desde que Netscape salió a Bolsa, el mundo es otro”.

A pesar de las dudas enumeró cuatro palabras que pueden explicar lo que pasa en el mundo: complejidad, incertidumbre, vulnerabilidad e inseguridad, a las que sumó poco después una quinta: velocidad. Cambia el orden mundial pero no cambia el principal problema de la Humanidad: la pobreza. 2.500 millones de personas viven hoy en chabolas. “Muchos no tienen status de ciudadanos y otros ni siquiera de personas”.

En la visión de futuro se sitúan los Objetivos del Milenio. “Algunos desenfocados”, según Romero porque hay problemas que no se abordan. Entre ellos, la transición demográfica. Romero destacó que las grandes migraciones se están produciendo dentro del Continente africano y no de África a Europa, “y aquí no lo sabemos”. La ayuda al desarrollo también está mal enfocada. “El mayor obstáculo para el desarrollo de los países que reciben esa ayuda es la corrupción y la inseguridad jurídica, da igual el dinero que mandemos”, dijo Romero, que también subrayó la necesidad de cambiar las reglas comerciales y cuestionar algunos comercios legales, como el de armas. España, sin ir más lejos, es el país que más armas cortas vende a África.

La vuelta de Dickens

Si eso ocurre en los países más pobres, en los del capitalismo pobre (Europa del Este y América Latina) existe un grave riesgo de “brasileñización”, es decir, de dualización de la población: unos muy ricos y otros muy pobres. Hay un déficit de ciudadanía y también hay una democracia de baja calidad con un horizonte de populismo.

¿Y en el primer mundo? Pues ha emergido el cuarto mundo. La quinta parte de la población de los países ricos está completamente excluida. Es la población que vive, sobre todo, en la periferia de las grandes ciudades y lo hace por debajo del umbral de la pobreza a pesar de que tiene un trabajo. “Parece como si Dickens hubiera vuelto” dijo Romero. Hay esclavos en pleno siglo XXI. Y si hay espacios de exclusión, también hay espacios de excepción, como Guantánamo o Abu Graib. Entonces “¿de qué presumimos?”, se preguntó el conferenciante, “¿cuál es nuestra superioridad moral?”, “¿no presumíamos como europeos de valores?”. “Hasta ahora – como respuesta sus preguntas – sólo se nos da bien construir muros”.

En este contexto ni siquiera queda claro quiénes somos ciudadanos y quiénes no. Los Estados se ven desbordados por las grandes multinacionales. Hay hasta cincuenta empresas más fuertes económicamente que cien Estados, incluso de la Unión Europea. “Algo se nos escapa” porque frente al debilitamiento de los Estados, emergen nuevos movimientos nacionalistas a nivel planetario que acaban formando nuevos Estados. Y surge otra pregunta: “¿podremos mantener así el Estado de bienestar?, que es “el mayor logro conseguido por la Humanidad y sólo lo disfrutan Europa, Canadá y Australia”. ”El debate está abierto”.

Más preguntas: ¿Cómo conciliar los derechos de ciudadanía de los recién llegados con los derechos de los que ya estaban? Necesitamos veinte millones más de trabajadores extracomunitarios en la Unión Europa pero hemos fracasado en el logro de una sociedad multicultural. El resultado hasta ahora ha sido el de sociedades fragmentadas. De manera coloquial: “juntos pero no revueltos”. Esas dificultades de integración se dan principalmente “con una parte de los otros”, con los musulmanes. “Es un desafío formidable que tendremos que abordar en España en ocho o diez años”.

Frente a los aspectos en los que no se ha avanzado, Romero citó en los que sí se ha avanzado. Por ejemplo, en la lucha contra el cambio climático, en el que los europeos “estamos ganado la batalla cultural” para llegar a una “gestión prudente de los recursos”. También se ha ganado terreno en la forma de desarrollar políticas públicas o en la capacidad de nuevos actores para influir políticamente. A pesar de este avance, “Europa se mira el ombligo, mira mucho hacia atrás y poco hacia adelante”.

Cómo mejorar la democracia

En ese futuro surgen muchas amenazas que no sabemos cómo abordar. Los ciudadanos pierden confianza en los poderes públicos porque no les garantizan su puesto de trabajo y las empresas se pueden ir a otros países. Los Estados se debilitan pero “aún no hemos inventado nada mejor que el Estado” para poder garantizar otro Estado, el de bienestar. “El reto no es saber si mantenemos la democracia o no, sino cómo hacerla mejor”, aseguró Romero. Como propuesta plantea la construcción de organismos globales para abordar problemas globales. Al igual que la Organización Mundial de Comercio regula y sanciona a los Estados, se podría articular un organismo que regule el Trabajo y otro el que regule el Medio Ambiente.

Romero volvió al Estado de bienestar. Señaló que la mejor política social es una economía solvente y saneada y que si queremos sostener ese bienestar en el futuro hay que llegar en Europa a un plan consensuado de reformas. Hay que alcanzar consensos básicos que pasan por fortalecer una economía del conocimiento, por la productividad, la sostenibilidad y la gestión de la inmigración con la meta de la multiculturalidad e incluso de la interculturalidad. “El muro más grande es el que construimos dentro de nosotros mismos para separarnos del otro”, había dicho Romero durante su intervención.

Joan Romero es catedrático de Geografía Humana y, hasta enero de 2008, director del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local en la Universidad de Valencia. Es profesor en esa Universidad en las titulaciones de Historia, Ciencias Políticas y de la Administración y de Geografía. Ha sido también Visiting Scholar en la School of Geography en la Universidad de Leeds.

Es especialista en urbanismo y buenas prácticas de gobierno, y durante los últimos diez años ha centrado su actividad docente e investigadora en el campo de la Geografía Política, Políticas Públicas, Estructura del Estado y nuevas formas de Gobernanza territorial en España y en Europa. En el ámbito de la docencia ha dedicado especial atención a la edición de textos universitarios como Geografía Humana. Procesos, riesgos e incertidumbres en un mundo globalizado (2004, 2007 en su segunda edición) y Las Otras Geografías (2006).

Romero ha sido investigador principal y coordinador del Proyecto de Investigación financiado por FEDER y el Ministerio de Educación y Ciencia (2002-2005) Estrategias de Cooperación Territorial en España, donde han participado cincuenta y cuatro investigadores procedentes de catorce universidades españolas. Ha sido miembro, además, del equipo español responsable del proyecto ESPON y, entre 2006 y septiembre de 2007 fue miembro de la Comisión de expertos nombrada por el Ministerio de Administraciones Públicas para elaborar un Diagnóstico y propuestas de reforma de la Administración General del Estado. Es miembro de la Cátedra Alfons Cucó de Pensamiento político en la Universidad de Valencia.

Entre sus publicaciones recientes destacan Políticas públicas y Estado del Bienestar en España. Un debate inaplazable (2007), Globalización y nuevo (des)orden mundial (con J. Nogué, 2007), Territorialidad y buen gobierno para el desarrollo sostenible (con J. Farinós, 2007), España inacabada (2006), El fracaso de las experiencias de gobierno metropolitano en España (con J. Sorribes, 2006), Los límites del territorio (con M. Alberola, 2005), y Geografía Humana. Procesos, riesgos e incertidumbres en un mundo globalizado (2004).

Mª José Fariñas. El mercado global de la ciudadanía

Sorry, this entry is only available in ES.

El  28 de septiembre de 2006, Mª José Fariñas pronunció la conferencia titulada El mercado global de la ciudadanía.

Mª José Fariñas es Doctora en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, profesora titular de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid, profesora del Master y el Doctorado en Derechos Humanos del Instituto de Derechos Humanos “Bartolomé de las Casas”, profesora del Master en Sociología Jurídica del Instituto Internacional de Sociología Jurídica de Oñate y profesora del Doctorado en Derechos Humanos y Desarrollo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

Actualmente es Asesora del Departamento de Análisis y Estudios del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España. Ha sido profesora Invitada en varias Universidades europeas y latinoamericanas.

Entre sus últimas publicaciones cabe destacar: Globalización, Ciudadanía y Derechos Humanos (2º edición, Dykinson, 2004) y Mercado sin Ciudadanía (Biblioteca Nueva, 2005).

En el trancurso de su intervención, Mª José Fariñas analizó cómo la ideología neoliberal imperante en las últimas décadas está afectando a la estructuración de nuestras sociedades. Especialmente por lo que respecta a las posibles quiebras en los vínculos sociales y en los espacios públicos de debate y discusión que constituyen parte esencias de nuestras democracias.

A juicio de Fariñas, el concepto de ciudadanía es un concepto viejo, que ahora aparece de nuevo en escena con muchos replanteamientos. Se habla de ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, frente a ello se proponen nuevos estatus de ciudadanía cosmopolita y de espacio publico universal.

Pero, por otra parte, existe cada vez más una conciencia de privatización de la ciudadanía y de pérdida de los espacios públicos de referencia, lo cual pone en tensión a la propio estructura democrática de nuestras sociedades.

Vicenç Navarro. Bienestar insuficiente, democracia incompleta

Sorry, this entry is only available in ES.

Vicenç Navarro es licenciado en Medicina y Cirugía y estudió Economía Política en Suecia, donde realizó investigaciones sobre el estado de bienestar sueco. En 1965, fue invitado a integrarse en The Johns Hopkins University, en EE UU, donde realizó su doctorado en Políticas Públicas y Sociales en 1967. A partir de esta fecha, fue nombrado Profesor en aquella institución, ejerciendo cátedras en Políticas Públicas y Estudios Políticos desde 1977, siendo uno de los fundadores del programa de Políticas Públicas de esa universidad.

Durante sus años de trabajo en EE UU realizó una serie de investigaciones y publicó varios libros sobre el estado del bienestar británico.

El profesor Vicenç Navarro ha sido asesor de las Naciones Unidas así como de muchos gobiernos europeos y de América Latina. Asesor de varios gobiernos estadounidenses y del Congreso de EE UU, habiéndosele reconocido por el Gobierno Federal como uno de los científicos que más ha contribuido a mejorar la salud y calidad de vida del pueblo estadounidense. En 1992, la Sra. Hilary Clinton, responsable del grupo de trabajo encargado de realizar la reforma sanitaria, le invitó a que se integrara a su grupo, trabajando en la Casa Blanca durante 1993.

Navarro ha escrito veinticinco libros y más de cuatrocientos artículos científicos. Forma parte del Consejo de Dirección de varias revistas científicas estadounidenses y europeas. En España ha publicado Neoliberalismo y Estado del bienestar (1998), Globalización económica, poder político y Estado del bienestar (2000). Su último libro, The Political Economy of Social Inequalities se ha publicado en EE UU en 2004. En España se le otorgó el Premio Anagrama de Ensayo 2002 por su libro Bienestar insuficiente, Democracia Incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país (2002).

El 2 de junio de 2005, Vicenç Navarro pronunció en la sede de la FCM, la conferencia Bienestar insuficiente, democracia incompleta. De lo que no se habla en nuestro país.

El profesor Navarro analizó en su intervención en la FCM el gran retraso del estado del bienestar español en sus distintas dimensiones, tanto en los servicios públicos sociales (sanidad, educación, servicios de ayuda a la familia, etc.), como en las transferencias (pensiones, etc.). Vicenç Navarro abordó a lo largo de su presentación las causas políticas de este retraso. A su juicio, una de las causas es “el dominio de las fuerzas conservadoras en la transición de la dictadura a la democracia, proceso que no fue modélico, y que determinó un estado del bienestar poco desarrollado y una democracia incompleta”.

Vicenç Navarro comenzó su conferencia explicando las razones de su exilio en 1962 a causa de sus actividades antifascistas. Su vuelta a España, en 1996, le supuso un fuerte choque, al comprobar que sus estudiantes desconocían la historia reciente de España y esto les imposibilitaba para analizar la realidad. Estos hechos, según sus propias palabras, le llevaron a escribir su libro Bienestar insuficiente, Democracia Incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país, “por salud mental”.

Navarro concluyó argumentando que los cambios políticos que están teniendo lugar permiten una segunda transición que debería facilitar un bienestar más suficiente y una democracia más completa.