Jornadas / 18/02/2020

Creadores en emergencia: autores canarios no sujetos a la inercia de su obra


Sorry, this entry is only available in ES.

Actividad desarrollada con una subvención del Gobierno de Canarias.

Creadores en emergencia: autores canarios no sujetos a la inercia de su obra

El director de la Fundación César Manrique, Fernando Gómez Aguilera, abrió el curso Creadores en emergencia. Las generaciones recientes de Canarias ante la incertidumbre, que pretende aportar una  mirada transdisciplinar en creadores en construcción, “aún no sujetos a la inercia de su obra”. Habló del contexto en el que se desenvuelven los creadores hoy dentro de un cambio de ciclo histórico, una crisis civilizatoria y procesos globales desestabilizadores “y esto obliga a pensar en términos de transición hacia nuevos paradigmas”. En esta época aparece de forma permanente la idea de paradoja, que somete a crisis cualquier posición ontológica sobre la realidad, en donde existe un conflicto permanente con la verdad, espacios inestables. En este contexto de desplome de jerarquías, donde domina lo instantáneo y obsolescente, es más difícil leer el mundo. “Hablamos mucho y escuchamos poco”. Invitó, por tanto, a escuchar  la experiencia de los artistas participantes. Mariano de Santa Ana, director del seminario, explicó brevemente los criterios seguidos para plantear el curso y destacó la dificultad de no caer en el paternalismo así como el componente utópico de la juventud para llevar a cabo proyectos o la incertidumbre de este tiempo.

Mariano de Santa Ana y Fernando Gómez Aguilera

Daniel Jordán fue el primero en exponer su experiencia como artista partiendo de lo particular para llegar a lo universal. Puso de manifiesto sus influencias y su trayectoria. Comenzó reflejando a su entorno más cercano, pintando del natural, con la influencia de pintores como Bacon, Giacometti o Lucian Freud. Posteriormente, durante un tiempo su obra se centró en el mundo del arte, enmarcada en The fool show, viendo el arte como una gran fiesta. “El mundo del arte me estimula pero me sobrepasa”, señaló. Se identificó con la figura del resentido de Nietzsche y en su obra se dedicó a intentar alejar la sombra de ese resentimiento. Jordán considera que “siempre tenemos margen para completar la realidad con nuestro punto de vista”. Mostró sus influencias del cine, de películas como Paterson, La gran belleza o Birdman y expuso una crítica de Alba González sobre su exposición Fazer horas, que le fue muy útil. “Aún sigo buscando mi voz –comentó–, probar sin puedo ser más sutil a la hora de reflejar la realidad”.

Daniel Jordán

Lena Peñate Spicer, artista visual, dijo que los cuerpos en emergencia son los cuerpos de imagen. Se preguntó cómo escribimos nuestro presente desde las imágenes y cómo abordar la imagen en nuestro tiempo. “No estamos ante las imágenes, sino entre las imágenes”, aseguró. También cuestionó las características de una buena imagen, el papel del espectador o cuál es la imagen de potencia que corresponde a nuestro tiempo. También planteó cuál es la cuestión crítica de las imágenes dentro del espacio museístico y que, a pesar del exceso de imágenes, “nos faltan imágenes”.

Lena Peñate Spicer

Cristina Maya intervino en vídeo, desde su casa, convaleciente de una operación quirúrgica. Hizo una reflexión en torno a su participación en el seminario. Habló del exceso de conferencias en Canarias, que es una de las comunidades con más eventos culturales y consideró que quizás son un nicho rentable para el arte contemporáneo. “Ya he dado doce conferencias que engordan mi ego y mi cuenta corriente”. Se preguntó si no sería una alternativa “empezar a callar”. Citó varias realidades que confirmarían la situación de emergencia. Afirmó que en Lanzarote están entrenados en la acumulación y que “como Jerusalén ha capitalizado la religión, Lanzarote lo ha hecho con la naturaleza”, después de que César ofreciera un producto empresarial al que aplicó una pátina de arte. Señaló que César Manrique, “el mesías conejero”, “vivió en y de la emergencia” y lo puso como modelo de creador en emergencia, para después citar a varios jóvenes creadores de Canarias. “En tiempos modernos, cuando se trata de escucharse a una misma, nunca es suficiente”, finalizó.

Cristina Maya León

Alba González, crítica de arte, convirtió su intervención en una performance boxística. Se colocó un protector bucal para comparar la crítica como la práctica del sparring, un intercambio de golpes que puede tener factores negativos pero también positivos si se hace con el objetivo de la mejora. La mala crítica, como la pornografía, no es una simulación, realmente ocurre, pero lo hace dentro de un marco de control y por ello tiene esa sensación de falsedad. Para González, “un buen sparring es incómodo y una buena crítica también”. La actitud de sparring debe ser tan ligera como para permitir que el artista produzca sin pudor, “pero suficientemente en serio como para ser conscientes de que nuestros errores son peligros reales”. “Si todos estamos cómodos con la situación, no nos estamos poniendo en crisis”. Afirmó que todo crítico debe ser incómodo pero se preguntó si todo lo incómodo es crítico”.

Alba González

Más información sobre las Jornadas – Horarios y ponentes

Más información Jornadas Creadores en emergencia