Jameos del Agua

Leider ist der Eintrag nur auf ES verfügbar.

Jameos del Agua es el cuarto título publicado de la colección Lugares, en el que Javier Maderuelo recorre, en los sucesivos capítulos del libro, la figura de Manrique, la génesis de Jameos del Agua, la historia de su realización y sus valores arquitectónicos y paisajísticos.

La publicación se complementa con un amplio repertorio de imágenes de Jameos del Agua y su entorno, realizado por el fotógrafo Pedro Martínez de Albornoz.

Javier Maderuelo (Madrid, 1950) es Doctor en Arquitectura por la Universidad de Valladolid, Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, y Catedrático de Arquitectura del Paisaje en el Departamento de Arquitectura de la Universidad de Alcalá. Ha sido, además, profesor invitado en las universidades Nacional de Chile y Lisboa.

Ha participado como profesor en más de cien cursos monográficos y seminarios y ha impartido cursos de doctorado en las universidades de Valladolid, Politécnica de Valencia, del País Vasco y en la Escola Superior Artística do Porto, Oporto.

Ejerce como crítico y ensayista, escribiendo asiduamente sobre arte y arquitectura. Ha sido crítico de arte en diario El Independiente y en la revista Cyan, siéndolo del diario El País desde 1993.

Dirige el programa Arte y Naturaleza de la Diputación de Huesca y las publicaciones editadas bajo ese título, así como los cursos que se han celebrado entre 1995 y 1999. Como continuación de ese programa, dirige los cursos sobre Paisaje del CDAN-Fundación Beulas de Huesca.

Es autor, entre otros, de los siguientes libros: El espacio raptado. Interferencias entre arquitectura y escultura, Mondadori, Madrid, 1990; Arte público, Diputación de Huesca, Huesca, 1994; La pérdida del pedestal, Círculo de Bellas Artes – Visor, Madrid, 1994; Cristina Iglesias. Cinco proyectos, Argentaria, Madrid, 1996; Andreu Alfaro. Espacio Público, Fundación CAM, Alicante, 1996; Nuevas visiones de lo pintoresco: El paisaje como arte, Fundación César Manrique, Teguise, Lanzarote, 1996; El paisaje. Génesis de un concepto, Abada, Madrid, 2005; Jameos del Agua, Fundación César Manrique, Teguise, Lanzarote, 2006.

Ha sido editor y coautor de los siguientes libros: Arte y Naturaleza, Diputación de Huesca, Huesca, 1996; El Paisaje, Diputación de Huesca, Huesca, 1997; El jardín como arte, Diputación de Huesca, Huesca, 1998; Desde la ciudad, Diputación de Huesca, Huesca, 1999; Arte público, Diputación de Huesca, Huesca, 2000; Arte público: Naturaleza y ciudad, Fundación César Manrique, Teguise, 2001; GILPIN, William, Tres ensayos sobre la belleza pintoresca, Abada, Madrid, 2004; Medio siglo de arte. Últimas tendencias 1955-2005, Abada, Madrid, 2006.

Presentación del libro, el 19 de octubre de 2006, en la sede de la FCM: Acto de presentación

Jardín de Cactus

Leider ist der Eintrag nur auf ES verfügbar.

Juan Ramírez de Lucas es escritor y crítico de arte. Es colaborador asiduo en periódicos y revistas nacionales e internacionales especializadas en arte, en los que destaca su trabajo de crítica de la arquitectura y el arte popular. Entre los premios recibidos por su labor destaca el de Colegiado de Honor del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España.

En Jardín de Cactus, Juan Ramírez de Lucas expone la figura de César Manrique, la génesis del Jardín de Cactus, la historia de su realización, los valores arquitectónicos y la aportación del artista al diseño de jardines. El profundo conocimiento de la obra y la vida de este artista singular ha servido al autor para realizar un detallado análisis de esta obra, puesto que él participó del proceso generador de la misma. En la presentación del libro, Juan Ramírez de Lucas reveló la manera en la que César Manrique imaginó el jardín en un espacio que „sólo la fuerza creativa de un artista tan genial podía vislumbrar“.

La obra se complementa con un amplio repertorio de imágenes del Jardín de Cactus y su entorno realizadas por el fotógrafo Pedro Albornoz.

Mirador del Río

Leider ist der Eintrag nur auf ES verfügbar.

Francisco Galante es profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna, de cuyo Departamento ha sido director (1995-1998); es también miembro del consejo asesor de la FCM y del Instituto de Arte Contemporáneo Oscar Domínguez. En su obra publicada ha prestado especial interés a la historia de la arquitectura realizada en Canarias y, recientemente, ha publicado una investigación sobre el Cristo de La Laguna. Asimismo, es autor de numerosos artículos sobre César Manrique editados en catálogos y revistas.

Pedro Martínez de Albornoz se dedica profesionalmente a la fotografía desde el año 1987. Ha trabajado en la reproducción de obras de arte y de arquitectura, en el retrato y en el mundo editorial. Es miembro fundador del archivo fotográfico ZAS, y su obra ha estado representada en distintas exposiciones colectivas.

El libro Mirador del Río, publicado en edición trilingüe español, inglés, alemán, y del que es autor Francisco Galante, recorre, en sucesivos capítulos, la presencia de la naturaleza en la propuesta estética de César Manrique, la importancia de los miradores en su obra, así como la historia de la construcción del edificio y sus valores arquitectónicos.

Galante da cuenta de la estrecha relación entre arte y naturaleza en la obra de Manrique, subrayando que esta relación se puede ajustar a dos conceptos fundamentales: el componente moral de sus propuestas y una nueva estética, en la que la Naturaleza fue la única fuente de una filosofía sólida y estable. Este ideario se resume en el propio Mirador de César Manrique, del que Francisco Galante anota: “Al contemplarlo, en medio de un inmenso y sobrecogedor silencio, que todo lo cuenta y todo lo dice, permite que aflore el verdadero lenguaje humano, la comunicación con nosotros mismos, la reflexión. De esta manera, sólo a través de una profunda comunicación con la Naturaleza se puede escuchar la Belleza. Se oye la quietud del paisaje. Se glorifica la naturaleza del entorno al tiempo que se describe una privilegiada vista sobre los confines del mundo.”.

La publicación se complementa con un amplio repertorio de imágenes del Mirador del Río y su entorno, realizado por el fotógrafo Pedro Martínez de Albornoz. Las fotografías saben captar el color y la luz del entorno, destacando el azul Lanzarote, del que la edición logra un tratamiento muy cuidado, logrando una perfecta simbiosis entre texto, imagen y espacio.

Timanfaya

Leider ist der Eintrag nur auf ES verfügbar.

Lázaro Santana (Las Palmas de Gran Canaria, 1940), poeta y crítico, interesado en el estudio y la difusión de la literatura y el arte canarios contemporáneos ha publicado los poemarios El hilo no tiene fin (1966), Recordatorio USA (1971), Efemérides (1973), Cuaderno guanche (1977), Destino (1981), Que gira entre las islas (1985), Apócrifos de Catulo (1987) Paisajes y otros cuerpos (1989) y Para que exista el navegante (1977).

Ha traducido a Cavafis, Langston Hugues y otros autores. De entre sus ensayos literarios destacan Poesía canaria contemporánea (1966), Perfil del oficinista (1988) y Modernismo y Vanguardia (1988). Ha dedicado monografías a los artistas Plácido Fleitas (1973), Pedro González (1973), Antonio Padrón (1974), Manolo Millares (1974), José Aguiar (1974), Juan Guillermo (1977) y Cristino de Vera (1978 y 1987).

Pedro Martínez de Albornoz (1966), se dedica profesionalmente a la fotografia desde el año 1987, abarcando todo tipo de áreas y técnicas. Ha trabajado en la reproducción de obras de arte y de arquitectura, en el retrato y en la labor editorial. Es miembro fundador del archivo fotográfico ZAS.

Entre sus publicaciones en libros, destaca La Fundación César Manrique (1996).

Ha participado en distintas exposiciones colectivas, así Madrid en blanco y negro, galería El caballo de Troya (Madrid, 1992); Toros en la Gran Vía, galería Buades (Madrid, 1993); Nocturnancia, café-galería El Ratón (Madrid, 1993); Instantes, Sala de Exposiciones del periódico Levante (Valencia, 1996) y El Álbum, Sala de Exposiciones del Canal de Isabel II (Madrid, 1997).

El ensayo de Lázaro Santana recorre, en capítulos sucesivos, el hecho estético en sí del espacio natural de Timanfaya; su calificación de Parque Nacional; el recuerdo de la explosión volcánica que es su origen; la flora y la fauna de la zona; la ruta de los volcanes; la construcción del restaurante El Diablo y su decoración, obra de César Manrique, así como el simbolismo del círculo, que lo caracteriza.

Las fotografías de Pedro Martínez de Albornoz son complemento y contrapunto del texto.

Editado en versión trilingüe –español, inglés y alemán-.